lunes 26, agosto 2019 | Actualizado 02:50 (hace )
Buenos Aires
T 20°C
H 68%

Definidos los primeros lugares, se tensan las negociaciones por la lista oficialista de la ciudad de Buenos Aires

A horas del plazo límite para inscribir los nombres de los candidatos, se originó una fuerte puja entre los aspirantes a acompañar a Maximiliano Ferraro en la boleta de la Capital.

Definidos los primeros lugares, se tensan las negociaciones por la lista oficialista de la ciudad de Buenos Aires

Solo el partido de fútbol de ayer por la tarde y posterior café con pastafrola y la sesión de fotos de campaña en los jardines de la quinta presidencial a la que se sometieron Mauricio Macri, Miguel Ángel Pichetto, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal sacaron por un rato a la cúpula partidaria del trajín por los cierres de listas, que esta mañana tenía en vilo a una buena cantidad de dirigentes de la coalición de gobierno.

En la ciudad y la provincia de Buenos Aires todavía quedaban algunas dudas de cara al cierre de mañana a la medianoche. El Presidente, el jefe de ministros y sus principales colaboradores seguían este viernes las negociaciones, lapicera en mano, desde Olivos.

Definida la cabeza de lista con Maximiliano Ferraro, el presidente de la Coalición Cívica que en diciembre termina su mandato como legislador local y que esperaba en estas horas firmar su candidatura, el resto de las posiciones en la nómina de la ciudad de Buenos Aires todavía daban lugar a inquietudes.

De no mediar imprevistos, los primeros cuatro casilleros están de todos modos definidos. Detrás de Ferraro, como había anticipado este medio, se ubica Victoria Morales Gorleri, ex legisladora, actual directora nacional del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, de estrechísimo vínculo con la Iglesia católica. Morales Gorleri fue una de las que intercedió durante la gestión porteña de Macri cuando el PRO se enfrentó a Jorge Bergoglio, entonces arzobispo de la Ciudad, por la decisión del jefe de Gobierno de no apelar el fallo judicial que autorizó el matrimonio igualitario.

El tercer lugar será para Emiliano Yacobitti, un dirigente del riñón de Enrique "Coti" Nosiglia, y uno de los principales operadores de Martín Lousteau, el primer candidato a senador de Rodríguez Larreta.

Cuarta irá Mariana Zuvic, otro de los lugares que el jefe de Gobierno porteño le reservó a la Coalición Cívica de Elisa Carrió. Zuvic es una de las dirigentes más cercanas a la diputada.

A partir del quinto escalón empiezan las dudas. Allí podría quedar Pablo Tonelli, cuyo mandato en la Cámara baja vence a fin de año, o Álvaro González. Alguno de los dos debería bajar en ese caso al séptimo peldaño. En el sexto lugar iría una dirigente de la UCR, cuyo nombre aún no está definido.

El octavo casillero sería para Dina Rezinovsky, funcionaria del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, evangelista, enrolada en la agrupación "Celestes por el cambio", abiertamente en contra del aborto, uno de los principales temas que agrieta por estas horas las negociaciones.

Rodríguez Larreta, que buscará junto a Diego Santilli su reelección, hace cuentas. Desde el PRO creen que la alianza oficialista sacaría, al menos, 6 diputados nacionales. Hay quienes se ilusionan con obtener algunas bancas más, si es que el jefe porteño consigue, por ejemplo, ganar en primera vuelta.

Hay, además, casos emblemáticos del cierre de listas de estos días. Como el de Marcelo Wechsler, diputado por la ciudad de Buenos Aires que concluye su mandato en diciembre y que, por no tener lugar en la lista porteña, podría aparecer en la de la provincia de Buenos Aires. "Tiene doble nacionalidad", dicen, con humor, a su lado.
Dejá tu comentario
Ir a versión Web