lunes 19, agosto 2019 | Actualizado 03:37 (hace )
Buenos Aires
T 20°C
H 68%

Murió José "Tato" Medina, el campeón del mundo con Estudiantes que marcó a una leyenda

Como defensor, fue uno de los pilares en la conquista de la Intercontinental de 1968.

Murió José Tato Medina, el campeón del mundo con Estudiantes que marcó a una leyenda

La tristeza se adueñó esta mañana de las calles de La Plata. A los 73 años, murió José Tato Medina, histórico defensor de Estudiantes y uno de los campeones de la Copa Intercontinental de 1968, que se encontraba internado en Tucumán.

"El Club Estudiantes de La Plata lamenta profundamente el fallecimiento de José Hugo "Tato" Medina. Con sumo dolor, la familia Pincha despide a uno de sus campeones del Mundo y acompaña a sus familiares y amigos en este duro momento", fueron las palabras que el club eligió para despedirlo a través de su sitio web y redes sociales.
      Embed

Desde el club de La Plata informaron que sus restos serían velados en la Empresa Flores de servicios fúnebres en San Miguel de Tucumán, en Pasaje Padilla y Junín.

Nacido el 14 de julio de 1945 en Campo Santo, en la provincia de Salta, Medina llegó a Estudiantes en 1964. Fue partícipe de "La Tercera que Mata", equipo de juveniles pinchas que se ganó dicho apodo por vencer en 24 de los 34 paridos que disputó en la categoría, y que estaba formado por nombres que luego llenarían de gloria la historia del club platense, como Alberto Poletti, Eduardo Flores, Eduardo Manera, Juan Ramón Verón, Oscar Malbernat y Carlos Pachamé, entre otros.
      Embed

Tras la lesión de Eduardo Luján Manera, quien era uno de los defensores titulares en el equipo que dirigía Osvaldo Zubeldía, Medina se ganó el lugar entre los once que protagonizaron la hazaña Pincha en la Copa Intercontinental de 1968. Estudiantes ganó en la ida, disputada en la Bombonera, 1 a 0 al Manchester United, mientras que en la vuelta empató 1 a 1 en Old Trafford, para escalar hasta la cima del mundo.

Durante ambos partidos, el ex futbolista tucumano tuvo la ardua tarea de marcar nada menos que al norirlandés George Best, una de las tantas figuras de aquel Manchester que tenía como estandarte al legendario Bobby Charlton. Tal fue la lucha que ambos se fueron expulsados en el segundo tiempo, luego de varios roces durante todo el encuentro de vuelta.
En Estudiantes fue también campeón de la Copa Libertadores y de la Interamericana de 1969. Tras su paso por el club platense, Tato jugó en Quilmes, club en donde se consagró en el Metropolitano de 1978, por delante del Boca de Juan Carlos Lorenzo.

El año pasado, Medina estuvo presente en el Country City Bell, donde Estudiantes homenajeó a los campeones por el 50° Aniversario de la obtención de la primera Copa Libertadores y también de la Intercontinental.
Dejá tu comentario
Ir a versión Web