miércoles 20, febrero 2019 | Actualizado 03:57 (hace )
Buenos Aires
T 20°C
H 68%

La médica nutricionista Andrea Miranda explicó en que consiste el tratamiento del chip que mejora la vida sexual de las personas

La especialista detalló el funcionamiento del innovador tratamiento.

La médica nutricionista Andrea Miranda explicó en que consiste el tratamiento del chip que mejora la vida sexual de las personas

Carmen Barbieri, Catherine Fulop y Sergio Goycochea son algunas de las figuras públicas que admitieron haberse sometido a un tratamiento de reemplazo hormonal a través de un chip que renueva el deseo sexual de los pacientes.

En Radio Mitre, la especialista Andrea Miranda señaló que el novedoso dispositivo "es un pequeño chip del tamaño de un grano de arroz que se implanta debajo de la piel y es totalmente imperceptible" tanto a la vista como al tacto.

"Se introduce en la capa más profunda de la piel: la grasa, a la que nosotros llamamos tejido celular subcutáneo. Es de testosterona bioidéntica. Es decir, la fuente es natural ya que no tiene sustancias sintéticas químicas agregadas", afirmó Miranda.

Asimismo, la nutricionista observó que el pequeño aparato "va liberando testosterona a lo largo de seis meses", cuando es reabsorbido por el cuerpo. Pasado ese período de tiempo, los pacientes suelen volver a colocárselo.

La entrevistada hizo especial hincapié en remarcar que el chip "tiene otros beneficios además de aumentar la libido". "Los efectos comienzan a aparecer dentro de los primeros 15 días. Mejora el rendimiento en general. Los pacientes sienten un aumento de energía tanto física como mental. Mejora el sueño y, por ende, el descanso", aseveró.

En ese sentido, la directora médica del centro estético Cipsalud agregó que el tratamiento "también ayuda a aumentar la masa muscular, reduce la grasa corporal cuando se realiza en conjunto con un plan de alimentación personalizado y agudiza la memoria y la concentración".

Además, Miranda aseguró que "mejora el deseo sexual y las ganas" y los resultados "son muy subjetivos en que lo refiere a cada paciente". Aunque, según su percepción, "todos comentan que mejora mucho el deseo y sienten más ganas que antes de colocárselo".

Por otra parte, la esteticista subrayó la importancia de evaluar al paciente clínicamente y "tener en cuenta los antecedentes personales y familiares" antes de someterse al procedimiento. "Una vez realizado el laboratorio correspondiente donde se evalúa el nivel de testosterona en sangre, evaluamos si es candidato a colocarse el chip", agregó.

Al mismo tiempo, advirtió que existen "contraindicaciones que tienen que ver con antecedentes cardiovasculares y oncológicos". A su juicio, en esos casos es necesario trabajar "interdisciplinariamente en conjunto con especialistas de cada área" con el objetivo de asegurar la seguridad del tratamiento.
Dejá tu comentario
Ir a versión Web